El Presidente de los hosteleros de la zona náutica de Vigo se enfrenta a un posible delito penal por vulneración de los derechos fundamentales de sus trabajadores

Lejos de resultar disuasoria la denuncia que UGT ha interpuesto contra la empresa del Presidente de la Asociación de Hostelería de la Zona Náutico de Vigo, el empresario y máximo representante de la hostelería de esta zona de la ciudad, ha exhibido un lamentable alarde de osadía al presentarse al acto de constitución de la mesa electoral de su empresa acompañado de abogado, asesores e incluso un notario «obligando a los trabajadores que acudían al acto electoral a cumplir sus previas indicaciones» a medida que iban apareciendo.

Esto demuestra, una vez más, que la ley y las normas no están para que este señor las cumpla y que claramente pretende ejercer una clara injerencia en un proceso que únicamente pertenece a las personas trabajadoras.

La normativa laboral es clara y recoge claramente que el papel de la empresa en el proceso de elección de los representantes de los trabajadores debe limitarse a poner a disposición de estos todos los medios necesarios.

Esta clara inferencia supone la “vulneración de un derecho fundamental” y es constitutivo de delito tal y como contempla el código penal en su título XV.-

Su intención ha sido la de coaccionar, hostigar y lograr intimidar a sus empleados para que desistan de celebrar la elección de sus representantes.

La situación ha sido tan violenta que la propia candidata de UGT a representante de los trabajadores ha sufrido una crisis de ansiedad y ha acabado siendo trasladada en ambulancia a un centro médico para ser asistida.

Desde UGT no vamos a permitir que en el siglo XXI personajes como este empresario nos trasladen a una época preconstitucional, retando a todo un sistema de derechos y libertades.

Esto no es Corea del Norte, y quizás el presidente de esta asociación no lo tenga del todo claro a pesar de que pone en evidencia a otras empresas y empresarios de la hostelería de la ciudad que no actúan de este modo.

Seguiremos muy de cerca los movimientos empresariales de este “individuo” con el fin de erradicar este tipo de conductas reprochables y sin duda fuera de la ley y las normas laborales.